Tips y Consejos de Jimena

Conoce las tendencias del año 


Preguntas al comprar Coloso  |  ¿Qué es el pie?  |  Usar buenos zapatos  |  Limpieza  |  Conoce su talla

Visita esta guía para conocer la relación entre la correcta formación de los pies de tu bebé y el resto de su desarrollo corporal, como:
- Una correcta postura.
- La facilidad para correr y caminar.
- La formación adecuada de su estructura ósea.

¿Qué es el pie?

 

El pie, como la mano, es un complejo sistema articulado. Realiza una doble función: sostener el peso del cuerpo y desplazarlo.
Su estructura se compone de 26 huesos, 30 articulaciones, 112 ligamentos y 20 músculos y tendones; todos ellos en íntima relación y equilibrio.

Importancia de los arcos.

 

Este arco, llamado arco interno es el encargado de sostener el peso del cuerpo cuando se está de pie. Es el más importante de todos ya que la mayoría de los problemas de postura y columna vertebral de la edad adulta se originan por su posible malformación a temprana edad.
Solo el arco soporte integral MR de Coloso cuida el correcto desarrollo de esta importante parte del pie.
El segundo arco, el externo, inicia también en el talón y llega casi hasta el nacimiento del dedo meñique. Al caminar o correr, este arco es el encargado de transmitir la fuerza del cuerpo hacia el piso, como un resorte, logrando así el avance.
El tercer arco se forma entre el nacimiento del dedo gordo y el dedo meñique y es el responsable del equilibrio tanto al estar de pie como al caminar y correr. Este arco cierra las puntas del interno y externo, formando en el pie sano una bóveda triangular perfectamente adecuada a sus funciones y correcto balance.

El pie del bebé.

 

El pie de tu bebé es muy delicado, debido a que la gran mayoría de sus huesos se encuentra en forma de cartílagos extremadamente suaves.
Al nacer, no presentan los arcos plantares del pie adulto, sino que son totalmente planos. En el 95% de los casos, los arcos se desarrollan por sí solos, siempre y cuando tengan los cuidados necesarios. Esto quiere decir que el pie fisiológicamente plano del bebé no requiere corrección alguna, a menos que esta situación prevalezca después de los 3 años de edad. De cualquier manera es de crucial importancia prestar atención a los pies en los primeros 6 años de vida.
En este periodo sus cartílagos comienzan a molificarse para convertirse en huesos.
A los 10 años de edad, el pie alcanza el 80% de su desarrollo, y no será sino hasta la pubertad cuando este concluya.

La importancia de los zapatos para los pies de los niños.

 

 

Casi la totalidad de los niños en el mundo nacen con los pies sanos. Sin embargo, solo el 20% de ellos llegan a la edad adulta sin malformaciones.
Para contrastar; en comunidades donde la gente acostumbra andar descalza, el 70% de los niños llegan a la edad adulta sin problemas en los pies.
En los últimos años, erróneas aspiraciones estéticas han propiciado que los zapatos para los niños se consideren únicamente como un accesorio ornamental, simples reproducciones de zapatos para adultos.
Inclusive se han perdido de vista importantes características formativas que los zapatos deben reunir.